Seis claves que los propietarios de restaurantes deberían tener en cuenta para llevar a cabo una correcta gestión y mejorar la rentabilidad de su negocio:

1. Realizar ‘cross training’ con sus empleados

Cada empleado debería obtener formación adicional en otras funciones; esto puede salvar de un imprevisto al restaurante. Mejorar la comunicación entre los diferentes puestos, incrementaría la rentabilidad del negocio, ya que puede haber rotación entre las diferentes funciones que se deben desempeñar en un restaurante. Las bajas por diversos motivos pueden alterar el correcto funcionamiento del local, por lo que es importante que cualquier otro profesional tenga los conocimientos adecuados para poder suplirlo sin ningún tipo de altercado.

2. Controla el tamaño de las raciones

La mayor parte de los restaurantes no tiene control sobre las raciones. Con un sistema adecuado que las controle, los restaurantes pueden incrementar su rentabilidad.

3. Negociar con los proveedores para asegurar precios más ajustados

La competencia de proveedores siempre irá a favor del hostelero. El propietario de un negocio tendrá más capacidad de elegir y negociar lo mejor para su establecimiento.

4. Llevar al día el seguimiento del ‘stock’ de alimentos

Hay que tener en cuenta, las fechas de caducidad cuando llegan los productos del proveedor. Por supuesto, los que entren antes, deberían ser los primeros en salir, al igual que aquellos que ya han sido utilizados, ya que pueden perecer si no se les da una salida rápida.

5. Controlar el coste y beneficio de cada plato

Si un plato deja de ser rentable, tendría que ser retirado de la carta. Obviamente, no hay nada peor para un negocio de hostelería que ofrecer platos que suponen pérdidas para el negocio.

6. El uso de la tecnología como herramienta de control

La tecnología facilita el manejo de un negocio de restauración. Aunque ha tardado en llegar a este sector, actualmente está considerada una herramienta imprescindible en este tipo de negocios. El hecho de poder gestionar y dirigir un establecimiento hostelero desde cualquier parte y en cualquier momento es un lujo imprescindible en pleno siglo XXI.

 

Fuente: emprendedores.es