Mucho se habla del salario emocional, pero, ¿en qué consiste? Estamos en una era donde la remuneración monetaria no es la única razón que motiva muchas veces a los empleados para poder dar lo mejor o esa milla extra que se requiere en muchas ocasiones.

Cuando un empleado ya tiene cierta experiencia profesional o antigüedad dentro de la organización y se siente a gusto en la misma, no es el dinero el que lo motiva, espera algo más de la empresa o de usted como emprendedor de la misma.

Hoy en día existen otros factores que motivan a las personas e influyen directamente en la producción y generación de resultados extraordinarios de los equipos.

Te comparto algunos de las cosas que motivan al personal:

  • Como líder es importante que conozcas al equipo y creas en él, y se los menciones con frecuencia, ya sea en reuniones grupales o en sesiones de uno a uno. La escucha activa es vital y que aprendas a guardar silencio, muchas veces las personas solo necesitan desahogarse y ser comprendidas. Mostrar empatía por las personas no es signo de debilidad, al contrario, te hace ser un mejor líder.
  • Que les hagas ver cómo se está ejecutando el trabajo, que los involucres con el conocimiento de los resultados esto ayuda a que se sientan parte de la organización y contribuyan con ideas u opiniones. En este punto es útil hacerles ver las áreas que están funcionando correctamente y las que no, para que ellos estén más enfocados en las oportunidades de mejora. Sentirse parte de la solución de problemas genera sentido de orgullo y pertenencia a la empresa.
  • Seguimiento y supervisión ayuda al equipo para que ellos se den cuenta que, como líder, estás involucrado en el trabajo que ejecutan y estás consciente del esfuerzo que realizan. El respeto mostrado hacia ellos generara motivación.
  • La forma como te diriges al equipo debe ser siempre con respeto y, cuando reprendas un mal resultado, sea la acción la que penalices y no a la persona. También debes establecer claramente qué esperas de cada miembro del equipo sobre su desempeño, por eso es importante la comunicación continua.
  • Balance y asignación son fundamentales para que el personal ejecute las tareas que es capaz de realizar sin sobrecargas, así como la asignación correcta del perfil profesional de la persona en la posición a desempeñar. Él debe tener las competencias necesarias para ejecutar sus labores diarias, esto evita la frustración y los malos resultados.
  • Si tienes motivadores naturales en el equipo, permíteles involucrarse y asignarles labores importantes para que logren contagiar al grupo. Estas personas son las que debes desarrollar para crecer profesionalmente dentro de la organización, ya que tienen el primer elemento que son “las ganas” y pueden aprender con más facilidad nuevas habilidades que como mentor puedes enseñarles.
  • Delega nuevas tareas que permitan el crecimiento del grupo, evita ser un líder autoritario, en la medida que brindes espacio al grupo para realizar sus actividades, generas un ambiente de confianza.
  • Respeta los límites y derechos de tus empleados, como pueden ser sus horarios de trabajo, días libres, beneficios, crecimiento profesional, y este punto es importante, ya que muchas veces no se quiere dejar ir a la persona talentosa o al mayor productor del grupo bloqueando su crecimiento y esto genera desmotivación en el resto del equipo.
  • Otórgales beneficios no comunes, como horarios flexibles, espacios de distracción, apoyo con cuidado de niños (guarderías), reconocimientos inusuales, teletrabajo (home office).

Ser líder no solo es saber dirigir al equipo, es mantenerlo motivado y en sinergia para que todos trabajen al mismo ritmo por un fin común.

 

Fuente: emprendices.co