Un franquiciatario es la persona que compra una franquicia y puede vender bienes y servicios con un nombre ya reconocido por los consumidores. El franquiciatario compra un sistema desarrollado por el franquiciador donde incluyen las “reglas” que impone el franquiciador.

Es aquí donde entran al juego los franquiciatarios. De ellos depende el franquiciante para expandir su cadena. Ellos son sus clientes y socios que deben poner de su parte para que el negocio rinda frutos.

Esta es la guía para ser un buen franquiciatario:

1. Sigue los procedimientos que están en el manual de operaciones.

El éxito de tu franquicia está garantizado, para que esta garantía cobre efecto es necesario que sigas los procedimientos del manual corporativo de operaciones que el franquiciador te ofrece.

2. Cumple cada regla y regulación que está en tu contrato.

Que nada se te escape, si cumples cada regla y regulación que se estipula en tu contrato como franquiciatario el ambiente laboral será más relajado y sin tensiones.

3. Acepta sugerencias de los representantes, deja que te sigan capacitando.

Nunca está demás escuchar opiniones y menos cuando de superiores se trata, toma todo lo que tu franquiciador tiene para ti… permítele que te siga capacitando para que tú tengas las herramientas adecuadas para llevar tu franquicia a un mejor nivel y ser un buen franquiciatario.

4. Usa la tecnología que esté disponible.

Usa el mayor número de tecnologías que estén a tu alcance, la tecnología favorece el incremento de la productividad y la competitividad, además de que agrega un plus a tu franquicia que es la reducción de costes.

5. Sigue el plan de marketing de tu franquiciante.

No intentes mover las piezas del rompecabezas pues tu franquiciante ya te lo entregó todo resuelto. Sigue a pie de letra el plan de marketing que tú franquiciante tiene, es la clave que te garantiza tener éxito como un buen franquiciatario.

6. Obsesiónate con los números, haz un seguimiento de todo.

Los números lo son todo, son el indicador de que algo funciona o no. Obsesionate con hacer números y tu franquicia será un éxito y tú, un buen franquiciatario.

7. Crea y mantén relaciones cercanas con los otros franquiciatarios.

Mantener cercanas las relaciones con los demás franquiciatarios te convierte en un franquiciatario y resulta un beneficio porque así es más fácil llevar todo en sintonía, pueden compartir opiniones para mejorar la posición de la franquicia.

8. Involúcrate con tu comunidad.

Involucrarte con tu comunidad te ayuda saber qué es lo que piensan acerca de tu producto y servicio y conocer cuáles son sus motivaciones, estos puntos te ayudarán a mejorar y ser un buen franquiciatario.

9. Enfócate en ser entusiasta y positivo dentro y fuera de tu negocio.

Que ser positivo sea una de las características que te definan como buen franquiciatario, mantenerse positivo ante cualquier situación te hace una persona relajada, con confianza y certeza de que todo tiene una solución.

Recuerda que obtener una franquicia es una oportunidad que te permite ser dueño de tu negocio soñado. Ser un buen franquiciatario es una clave fundamental para el éxito de tu franquicia. 

 

Fuente: franquiciasdemexico.org.mx