El marketing dejo de ser un departamento en las empresas para convertirse en un proceso transversal en el que influyen todas y cada una de las personas de la organización.

Si un cliente tiene una mala experiencia con alguna persona de tu empresa, sin importar cuál sea el cargo que ocupe, al final, se afectará la imagen general de tu marca, por tanto, es fundamental que todas las personas en tu empresa estén articuladas, capacitadas y comprometidas para brindar la mejor experiencia a cada cliente.

A continuación, te compartimos 7 tips que te ayudarán a comprometer y fidelizar a tus colaboradores para que se conviertan en embajadores de tu marca:

¿Cómo convertir a tus colaboradores en embajadores de tu marca?

1. Capacita a todo tu personal en Servicio al Cliente

Según un estudio realizado por World At Work, el factor de motivación que más valora el personal de una empresa, son las oportunidades de desarrollo personal y profesional. Invertir en capacitación y formación para tus colaboradores, hará que ellos se sientan mejor preparados y más comprometidos con su labor.

Por tanto, una buena idea con doble beneficio, es que capacites a tu personal en servicio al cliente, de esta manera estás motivándolos y los preparas para que, sin importar su cargo, ofrezcan la mejor atención a todos tus clientes.

2. Inspira a las personas que trabajan contigo

Reúne a todo tu personal y cuéntales la historia de tu negocio. Diles cómo empezaste y háblales de la pasión, sueños y visión que hay detrás de tu negocio. Haz que ellos entiendan la misión y visión que te llevó a empezar (el por qué y el para qué). Haz que cada uno de ellos sienta en carne propia toda la pasión que tú sientes por tu negocio y explícales que cada uno de ellos está contribuyendo día a día con su trabajo a lograr un propósito y que, cuanto más den de sí mismos, mayor será el impacto que logren en la vida de los clientes.

3. Escucha las ideas de tus colaboradores

Asegúrate de ofrecer herramientas para que tus colaboradores expresen fácilmente sus ideas acerca de cómo mejorar tu empresa. Recuerda que son ellos los que día a día están interactuando con tus clientes, por tanto, pueden brindarte ideas e información valiosa.

Además, cuando tus colaboradores vean que sus ideas están contribuyendo con el desarrollo de la empresa, se sentirán parte de ella y su compromiso será mayor.

4. Empodera a tu personal

Nada frustra más a una persona talentosa que sentirse limitada a la hora de hacer su trabajo. Permite que tus colaboradores tengan la autonomía, las herramientas y la información necesaria para afrontar y solucionar los retos que se les presenten en el desarrollo de su labor. Las únicas 2 reglas que deben seguir las personas de tu empresa son: dar todo de sí mismos y hacer clientes felices.

Un trabajador empoderado, será un trabajador enfocado en generar soluciones que garanticen la satisfacción de los clientes.

Por otra parte, las empresas que limitan a su personal, son extremadamente ineficientes y terminan llenando de frustración a sus clientes por la lentitud al solucionar cualquier inconveniente.

5. Reconoce y recompensa el buen trabajo

Un tip un poco más osado, pero que bien trabajado creará una competencia sana entre tus colaboradores, es reconocer, premiar y recompensar a las personas que se esfuercen por dar ese esfuerzo extra que enamorará a tus clientes.

Ideas como poner un cuadro de honor con el personal más comprometido, crear un sistema de recompensas que premie a aquellos que destaquen y permitir que las personas asciendan en la escala jerárquica según su desempeño, serán excelentes formas de motivar a los trabajadores más competitivos.

6. Celebra las victorias con todo tu equipo

Cada vez que tu empresa dé un paso importante o alcance un logro significativo, comparte esa victoria con tu personal y hazles saber que todos son parte del logro. Empresa que celebra unida, permanecerá unida.

7. Haz que tus colaboradores se sientan parte de tu marca

Crea elementos que fortalezcan y promuevan la cultura de tu empresa: un saludo propio, gorras con el logo estampado, stickers de la compañía, una manera particular de empezar o de terminar la jornada de trabajo, etc. Estos elementos ayudan a que tus colaboradores se sientan parte de una tribu y se comprometan con los valores y principios que en ella se promueven.

También, otra idea que funciona muy bien, es hacer que tus colaboradores sean los modelos y protagonistas en la publicidad de tu empresa. Ellos se sentirán entusiasmados por aparecer en tus comerciales y llevarán con orgullo tu marca a todas partes.

 

Fuente: negociosyemprendimiento.org