Estos son los pasos para convertir tu idea de negocio en una empresa, que en un futuro se pueda franquiciar:

1. Sueña

Cree en tus ideales, hay mucha tela de dónde sacar motivación. Sueña que lo logras, que te enfrentas, que lo haces de una vez por todas. No dejes de creer que se puede, no pierdas la fe en tus pasiones. Recuerda lo que sientes al soñar una vida mejor, una tarde sin complicaciones. Y con esa energía…

2. ¡Despierta!

Tienes los recuerdos, los sueños y la motivación necesaria para abrir los ojos. Desarrollar un negocio puede llevar horas de planeación o sólo un chispazo y la determinación por superarte. Prepara el terreno: investiga sobre las posibilidades de ser exitoso con negocios propios, descubre ventajas y desventajas, y luego…

3. Incuba ese sueño

Un negocio es un ente vivo que respira gracias a las ventas, y se alimenta de experiencias y decisiones. Pero antes de que nazca, debe ser incubado. No es necesario que el plan de negocios esté perfecto, pero sí que tengas una dirección y la capacidad de decidir, para así…

4. Perfeccionarlo

Aprende rápido a detector lo que funciona y lo que no de tu negocio. Cuando lo sepas…

5 ¡Innova!

Tienes dos opciones: equivocarte, llorar, pensar, analizar, preguntar a tus amigos, volver a recordar y después de tres meses de preguntas, volver a la carga; o bien, hacer todo este proceso en dos días. La innovación te ayudará en la manera en que tu negocio…

6. Crece, se fortalece, madura y encuentra nuevas posibilidades de crecimiento

Tener la certidumbre de hacer las cosas bien es el primer indicador de éxito en un negocio con ganas de…

7. Acelerar el paso

Si tu idea ha funcionado, tienes tiempo en el mercado (el suficiente para estar seguro de ubicar una segunda o tercera unidad) y mantienes esas ansias de crecer…

8. Multiplica tu éxito

Si te va bien con un mayor número de unidades y te gusta el ritmo que la empresa lleva, pero tienes una serie de problemas con el funcionamiento, administración o cualquier otro proceso…

9. Ordena la casa, estandariza tus operaciones, estudia formas de hacer diferente las cosas

Analiza las posibilidades que tienes para desarrollar ese sueño y potencializarlo, de manera que una de tus opciones sea…

10. Franquiciar tu modelo de negocio

Una vez que tienes una máquina que genera dinero, otros se van a interesar en ser parte. Y así juntos se expande el negocio.

Los resultados pueden variar dependiendo el concepto, el ímpetu y los errores que se tengan en el momento de dar cualquiera de estos 10 pasos. La idea esencial es no dejar de soñar y atreverse a salir de esa zona de confort que nos abraza.

 

Fuente: franquiciasred.com